martes, 27 de julio de 2010

Amanecer-Libro3-Bella-Cap.16 Declarado

16. DECLARADO

Escuché la música antes de salir del auto. Edward no había tocado el piano desde que Alice se marchó. Ahora, mientras cierro la puerta del carro, escucho la transformación de la canción que por un puente pasó a ser mi nana. Edward me daba la bienvenida a casa. Me moví lentamente mientras cargaba a Renesmee - quien se quedaba dormida; habíamos estado afuera todo el día. Dejamos a Jacob donde Charlie - Dijo que Sue le iba a dar un aventón a su casa. Me pregunto si estaba intentando llenar su cabeza con cosas triviales para no tener que pensar en como se veía mi cara cuando entramos a la casa de Charlie. Camine lento hacia la casa de los Cullen, me di cuenta de que la esperanza había incrementado a tal punto en el que se podía observar un aura alrededor de la gran casa blanca, que esta mañana, también había sido mía. En este momento me sentí como si fuese un alien Quería llorar otra vez, al escuchar la canción que Edward tocaba para mi. Pero me arme de fuerzas. No quería parecer sospechosa. No quería dejar ningún rastro para Aro en la mente de Edward, si podía evitarlo. Al entrar, Edward movió su cabeza y me sonrió, mientras seguía tocando. "Bienvenida a casa" dijo, como si fuese un día normal. Como si no hubiese otros doce vampiros en la habitación es diversas actividades y otra docena más dispersos por el lugar. "¿Tuviste un día agradable con Charlie?" "Si. Disculpa que haya tardado tanto. Aproveche para hacer mis compras navideñas para Renesmee. Se que no será mucho un evento, pero…" Me encogí. Los labios de Edward de encogieron. Dejo de tocar y se volteo con el banquillo en el que estaba sentado, de forma en que todo su cuerpo estuviese hacia mi lado. Puso una mano en mi cintura y me empujo mas cerca. "No he pensado mucho en eso. Si tu quieres hacerlo un evento-" "No" le interrumpí. Me desesperaba pensar que tenía que ser más entusiasta del mínimo requerido. "Simplemente no quería que pasará sin darle nada"
"¿Puedo vero?"
"Si tu quieres, es algo pequeño"
Renesmee estaba completamente inconciente, roncando delicadamente en contra d mi cuello. La envidiaba. Hubiese sido agradable escapar de la realidad, aunque sea unas cuantas horas. Cuidadosamente agarre la pequeña bolsa de joyas de mi bolso sin abrirlo lo suficiente como para que Edward viera el efectivo que seguía cargando.
"Me llamo la atención desde la vitrina de una tienda de antigüedades mientras manejaba"
Sacudí el pequeño medallón en su palma. Era redondo con un pequeño trazo color vino alrededor del circulo. Edward lo abrió y observo el interior, había espacio para una foto y en el lado opuesto una inscripción en francés.
"¿Sabes lo que dice?" pregunto en un tono diferente, mas moderado que antes.
"El vendedor me dijo algo sobre la frase más que mi propia vida, ¿es verdad?"
"Si, esta en lo cierto."
Me miro con sus ojos color topacio, me encontré con su mirada por un momento, y luego pretendí que me distraía con la televisión.
"Espero que le guste" murmure
"Claro que lo hará" dijo ligeramente, de forma casual, y en ese preciso instante él sabia que estaba le escondiendo algo. Pero estaba segura que no tenia idea de que se trataba.
"Vamos a llevarla a casa" sugirió, permaneció de pie y puso sus abrazos alrededor de mis hombros
Dudé
"¿Qué?" exigió 
"Quería practicar un poco con Emmet…" Había perdido todo el día con mis recados; me hacia sentir atrasada.
Emmet - en el sofá con Rose, por supuesto, sosteniendo el control - me miro y sonrió con anticipación. "Perfecto. El bosque necesita encogerse"
Edward puso mala cara, primero a Emmet, y luego a mí.
"Hay suficiente tiempo para eso mañana" dijo
"No seas ridículo" me queje "Ya no hay algo como suficiente tiempo. Ese concepto no existe. Y tengo demasiado que aprender y -" Me interrumpió "Mañana"
Su expresión era tal, que ni Emmet se quejo.
Estaba sorprendida lo difícil que era volver a la rutina que, después de todo, era nueva.
Pero quitar esa pequeña esperanza que estaba buscando hizo que todo se viese imposible.
Trate de enfocarme en lo positivo. Había alta probabilidad de que mi hija sobreviviera a lo que estaba por venir, al igual que Jacob. Si ellos tenían un futuro eso seria como una victoria, ¿verdad?. Nuestro pequeño grupo tendría que arreglárselas sola si eso hacia que Renesmee y Jacob tuviesen la oportunidad de escapar. Si, la estrategia de Alice solo funcionaria si lográbamos mantener una buena batalla. Entonces, algo parecido a una victoria estaba ahí, considerando que los Volturis nunca habían sido desafiados en milenios.
No iba a ser el final del mundo. Solo el de los Cullen. El final de Edward, mi final.
Lo prefería de esa forma -por lo menos la última parte- . No podría sobrevivir sin Edward otra vez; si el se iba de este mundo, entonces yo me iría detrás de él. Mientras estaba de brazos cruzados me preguntaba si habría algo para nosotros del otro lado. Sabia que Edward no lo creía, pero Carlisle si. No podría imaginarme del otro lado, no podía imaginarme a Edward no existiendo, de alguna forma, en algún lado.
Si podíamos estar juntos en cualquier lugar, entonces, ese era un final feliz.
De esa forma, el patrón d mis días continuaron, con mas dificultad que antes.
Fuimos a ver a Charlie en Navidad, Edward, Renesmee, Jacob y yo. Toda la manada de Jacob estaba ahí, incluyendo a Sam, Emily y Sue. Fue reconfortante tenerlos ahí, en la pequeña habitación de Charlie, sus grandes y calientes cuerpos se encontraban en las esquinas alrededor del escasamente decorado árbol -podías ver exactamente donde se aburrió y lo dejo - y desbordando sus muebles. Siempre puedes contar con que los hombreslobos estén ansiosos por una pelea, sin importar que tan suicida sea. La electricidad de su entusiasmo mejoraba el ambiente, ocultando mi falta de espíritu.
Edward como siempre, era mejor actor que yo.
Renesmee llevaba puesto el medallón que le regale y en su bolsillo un reproductor mp3 que Edward le regalo -una cosita pequeña que almacena quinientas canciones, Edward ya lo había llenado con sus favoritas. En su muñeca llevaba la versión Quileute de un anillo de promesa. Edward hizo sonar sus dientes al ver ese regalo, pero no me molesto.
Pronto, muy pronto, la entregaría a Jacob para mantenerla a salvo. ¿Cómo podría molestarme con algún símbolo de compromiso, con el que ya confiaba?
Edward salvó el día, al traer un regalo para Charlie también, llego ayer - Entrega especial marítima - y Charlie pasó toda la mañana leyendo el Manuel de su nuevo sistema automático para pescar.
Por la forma en que los hombreslobos comieron, El almuerzo de Sue estuvo delicioso. Me pregunto como se veía nuestra actitud desde el punto de vista de un extraño. ¿Interpretamos bien nuestros papeles? ¿Pudimos hacernos pasar por un gran círculo de amigos felices disfrutando las festividades? Creo que tanto Edward y Jacob estaban tan aliviados como yo cuando llego el momento de irnos. Se sentía extraño tener que gastar energía en aparentar ser humanos cuando había otras cosas más importantes que hacer. Tuve dificultad en concentrarme. Al mismo tiempo, esta podía ser la última vez que veía a Charlie. Quizás fue algo bueno que estuviese tan apática para percatarme de eso. No había visto a mi madre desde la boda, pero me pareció un alivio la distancia gradual que se comenzó a formar hace dos años. Ella era extremadamente frágil para mi mundo. No quería que formase parte de esto. Charlie era más fuerte. Quizás lo bastante fuerte para un adiós ahora, pero, yo no lo era.
Se estaba bastante tranquilo en el carro, mientras que afuera, la lluvia era solo una niebla que tambaleaba entre lo líquido y el hielo. Renesmee se sentó en mi regazo, jugando con su medallón, abriéndolo y cerrándolo. La observaba e imaginaba las cosas que le diría a Jacob en este momento, si no tuviese que mantener mis palabras fuera de la cabeza de Edward.
Si volviese a ser seguro otra vez, la llevaría donde Charlie. Le contaría toda la historia. Le diría lo mucho que lo quiero, como no podía soportar el hecho de dejarlo incluso cuando mi vida humana había terminado. Decirle que ha sido el mejor padre. Decirle que le de todo mi amor a Renee, todas mis esperanzas de que ella será feliz y estará feliz…
Tengo que darle a Jacob los documentos antes de que sea muy tarde. Voy a darle una nota para Charlie también. Y una carta para Renesmee. Algo que puede leer cuando no pueda volver a decirle que la quiero.
No había nada inusual afuera de la casa de los Cullen mientras traspasábamos el prado, pero pude oír una sutil conmoción en el interior. Muchas voces murmurando a lo bajo. Sonaba intenso, como una discusión.
Pude apreciar la voz de Caslisle y Amun entre las otras voces.
Edward se estaciono frente a la casa en vez de entrar al garaje. Intercambiamos unas miradas antes de salir del auto.
La actitud de Jacob cambio, se volvió serio y cauteloso. Supuse que estaba en el modo Alpha. Obviamente, algo había pasado, y el iba a obtener la información que tanto el y Sam necesitarían.
"Alistair se fue" Edward murmuro mientras entrábamos.
En la habitación del frente, adentro, la confrontación principal aparentaba ser física. Alrededor por las paredes se encontraban los espectadores, cada uno de los vampiros que se nos habían unido, menos por Alistair y los tres envueltos en la pelea. Esme, Kebi y Tia eran las más cercanas a los tres vampiros del centro, en el centro de la habitación, Amun siseaba hacia Carlisle y Benjamín.
Edward apretó su mandíbula y se movió rápidamente al lado del Esme. Llevándome por la mano, apoye fuerte a Renesmee en contra de mi pecho.
"Amun, si te quieres ir, hazlo, nadie te obliga a quedarte" Carlisle decía calmado
"Estas robando la mitad de mi grupo, Carlisle!" Amun grito, apuntando con un dedo a benjamín. "¿Para eso me llamaste? ¿Para robarme?"
Carlisle suspiro y Benjamín volteo sus ojos.


"Si, Carlisle involucro a toda su familia a una batalla contra los Volturis, simplemente para que yo también muriera aquí" Dijo Benjamín sarcásticamente "Se razonable, Amun, yo me comprometí a hacer lo correcto aquí, no me estoy uniendo a ningún otro grupo. Puedes hacer lo que quieras, claro, como Carlisle te había señalado"
"Esto no acabara bien" Amun gruñó "Alistair era el único cuerdo aquí. Deberíamos estar huyendo"
"Mira a quien estas llamando cuerdo" Tia murmuro de forma silenciosa
"Todos seremos descuartizados!"
"No vendrá una batalla" Dijo Carlisle con una voz firme.
"Eso dices!"
"Y si pasa, siempre puedes cambiar de bando Amun, estoy seguro de que los Volturis apreciaran tu ayuda."
Amun resoplo "Quizás esa es la respuesta"
La respuesta de Carlisle fue suave y sincera "Nunca tomaría eso en tu contra, Amun. Hemos sido amigos desde hace mucho, pero nunca te pediría que murieses por mi"
La voz de Amun se controlo "Pero harás que mi Benjamín se vaya abajo contigo"
Carlisle puso sus manos en el hombro de Amun. Amun lo quitó.
"Me quedaré, Carlisle, pero es posible que te abandone, me uniré a ellos si es necesario para sobrevivir, todos ustedes son unos ilusos si creen que pueden vencer a los Volturi" Mostró un gesto de desapruebo y luego suspiro, observando a Renesmee y a mi, añadió en un tono un poco exagerado "Seré testigo de que la niña ha crecido, Esa es la verdad. Cualquiera se daría cuenta"
"Eso es todo lo que hemos pedido"
Amun gruño "Pero no todo lo que has obtenido, al parecer" Volteo hacia Benjamín "Te di vida y la estas gastando"
La cara de Benjamín se vio más fría de las que le he observado, contrastando de forma extraña con su aspecto infantil. "Es una lastima que no pudieses reemplazar mi voluntad con la tuya en el proceso, Quizás así estarías complacido conmigo"
Los ojos de Amun se reducieron. Le hizo un gesto a Kebi, y luego se fueron hacia la puerta principal.
"No se va a marchar" dijo Edward en silencio hacia mi "pero mantendrá su distancia inclusive mas a partir de ahora. No estaba mintiendo cuando hablo de unirse a los Volturi"
"¿Por qué Alistair se fue?" Susurré
"Ninguno es optimista; no dejo ni una nota. Desde su punto es obvio que la pelea es inevitable. A pesar de su actitud, el realmente aprecia a Carlisle para ir hacia los Volturi. Pero supongo que decidió que el riesgo era demasiado" Edward se encogió
A pesar de que la conversación obviamente era entre nosotros dos, por supuesto todos pudieron oír. Eleazar respondió al comentario de Edward como si este se hubiese dirigido hacia todos.
"Por el sonido de sus quejidos, era mas que eso. No habíamos hablado mucho de la agenda de los Volturi, pero Alistair se preocupo de que a pesar de lo mucho que podamos probar tu inocencia, los Volturi no escucharan, El cree que solo están usando una excusa para lograr sus objetivos aquí"

Los vampiros se miraron unos a los otros. La idea de que los Volturi usaran sus propias leyes sacrosantas para ganar no era una idea popular. Solo los rumanos mantuvieron la postura, medio sonrieron de forma irónica. Encontraban divertido ver como pensaban los demás respecto a sus ancianos enemigos.
Muchas discusiones comenzaron a lo bajo, al mismo tiempo, pero fue a los rumanos a quienes escuche. Quizás porque Vladimir seguía lanzándome miradas.
"Realmente espero que Alistair tenga razón en esto" murmuro Stefan a Vladimir. "Sin importar la fuente, las palabras se dispersaran. Es tiempo de que nuestro mundo vea en lo que los Volturi se han convertido. Ellos nunca caerán si todos creen la tontería de que ellos protegen nuestra forma de vida"
"Al menos mientras mandábamos éramos honestos en nuestra forma de ser" Replico Vladimir. Stefan asintió "Nunca nos pusimos sombreros blancos y nos llamamos santos" "Creo que llego el tiempo de pelear" dijo Vladimir "Como te imaginas nunca conseguiremos otra posición tan fuerte, ni otra oportunidad tan buena como esta" "Nada es imposible, quizas algún día - " "Hemos esperado por mil quinientos años, Stefan, y ellos se han vuelto mas fuerte cada año" Vladimir se detuvo a mirarme. No se sorprendió al darse cuenta de que los observaba. "Si los Volturi ganan esta batalla incrementaran el poder con el que vinieron. Con cada poder que agreguen a sus fuerzas. Simplemente piensa en lo que les podría ofrecer esa neófito" - movió su barbilla hacia mi - " y a penas comienza a describir su don. Y el movedor de tierra" Vladimir asintió hacia Benjamín, quien se puso tenso. La mayoría prestaban atención a los rumanos, como yo. "Con sus brujas gemelas no necesitan a la ilusionista o la de manos de fuego" Sus ojos se movieron hacia Zafrina y luego a Kate. Stefan miro a Edward " No es como si el leedor de mentes es necesario. Pero veo tu punto, realmente, ganaran mucho si llegan a triunfar"
"Mas de lo que nos podemos dar el lujo a que ellos ganen, ¿No estas de acuerdo?"
Stefan suspiro "Creo que debo coincidir. Y eso significa…"
"Que nos tenemos que unir contra ellos mientras tengamos esperanza"
"Si pudiéramos detenerlos o por lo menos exponerlos… "
"Entonces, en otro momento, alguien mas terminara el trabajo"
"Y nuestra vendetta llegará"
Hicieron contacto con sus ojos y murmuraron al unísono "Parece la única opción"
"Entonces peleamos" dijo Estefan
Aunque pude ver que se mezclaban la auto-preservación con la venganza, la sonrisa que intercambiaron estaba llena de anticipación.
"Peleamos" Coincidió Vladimir
Supongo que es algo bueno; como Alistair, estaba segura de que la batalla era imposible de evadir, en ese caso, otros dos vampiros mas peleando a nuestro lado, era de ayuda.
Pero la decisión de los rumanos me hizo estremecer.
"Nosotros también lucharemos" dijo Tia, su usual voz grave era mas solemne que nunca "Creemos que los Volturi traspasaran su autoridad. No tenemos deseo de ser de su propiedad" Sus ojos se dirigieron a su compañero. Benjamín aprobó y lanzo una fuerte mirada a los rumanos "Aparentemente, solo soy una comodidad, Parece que tengo que ganarme mi libertad"
"Esta no será la primera vez que me oponga a las decisiones de un rey" soltó Garret en un tono burlón. Camino hasta golpear la espalda de Benjamín
"Aquí esta la libertad, el fin de la opresión"
"Nos mantenemos con Carlisle" dijo Tanya "Y pelearemos con el"
Las palabras de los rumanos parecen haber provocado que los demás se declararan.
"No hemos decidido" dijo Peter. Miro cabizbajo a su compañero; los labios de Charlotte mostraron stress. Parecía como si ella ya hubiese hecho su decisión. Me pregunto cual era.
"Lo mismo va conmigo" dijo Randall
"Y conmigo" añadió Mary
"La manada peleara con los Cullen" dijo Jacob repentinamente "No le tememos a vampiros" añadió con una sonrisa engreída.
"Niños" murmuro Meter
"Infantes" corrigió Randall
Jacob mostró los dientes.
"Bueno, me incorporo" dijo Maggie, resistiéndose a la mano de Siobhan. "Se que la verdad esta del lado de Carlisle. No puedo ignorar eso"
Siobhan miro al miembro mas joven de su grupo, con ojos llenos de preocupación "Carlisle", dijo como si se encontraran solos, ignorando la repentina formalidad de la charla, el inesperado arrebato de declaraciones "No quiero que esto termine en una batalla" "Yo tampoco Siobhan. Sabes que es lo que menos deseo" Dijo con una pequeña sonrisa "Deberías concentrarte en mantenernos en paz"
"Sabes que eso no servirá" dijo.
Me acorde de la charla entre Rose y Carlisle acerca de la líder irlandesa, Carlisle creía que Siobhana tenia un leve poder que hacia que las cosas salieran a su modo - sin embargo Siobhan no creía lo mismo.
"No lastimara a nadie" dijo Carlisle
Siobhana volteo los ojos. "¿Debería visualizar lo que deseo?" pregunto sarcásticamente.
Carlisle respondió con una leve sonrisa "Si no te importa"
"De ese modo, no hay necesidad de que mi grupo se declaro ¿verdad?" respondió
"Ya que no habrá una pelea" Puso su mano tras el hombro de Maggie.
La mayoría de los que se encontraban en el cuarto se encontraban sorprendidos a su, claramente, intercambio chistoso, pero no lograban entender.
Ese fue el final de los discursos dramáticos en la noche. El grupo lentamente se disperso, algunos para cazar, otros para pasar el rato con los libros de Carlisle, la televisión o la computadora.
Edward, Renesmee y yo fuimos a cazar. Jacob se nos unió
"Entupidas sanguijuelas" murmuro para si mismo cuando salio "Se creen tan superiores" gruño
"Se sorprenderán cuando los infantes salven sus superiores vidas, ¿verdad?" dijo Edward.
Jake sonrió y golpeo su hombro "Claro que lo harán"
Esta no seria nuestra ultima caza. Todos cazaremos otra vez cuando se acerque el momento en el que esperamos lleguen los Volturi. Como la fecha tope no era exacta, planeábamos estar algunas noches afuera en la gran cancha de béisbol, esperando vero lo que Alice observo, solo por si acaso. Todos sabíamos que vendrían un día en el que la nieve se mantenga en el suelo. No queríamos que los Volturi se acercaran al pueblo. Y Demetri los guiaría a cualquier lado en el que estemos. Me pregunte a quien rastrearían, y supuse que seria a Edward ya que no podían hacerlo conmigo.
Pensé en Demetri mientras cazaba, prestando poca atención a mi presa, o a como caía la nieve que finalmente aparecía pero se derretía antes de tocar el suelo rocoso. ¿Demetri se percataría de que no puede rastrearme? ¿Qué pensaría de eso? ¿Que pensaría Aro? ¿O Edward se equivocaba? Habían algunas excepciones en los que mi escudo no servia. Todo lo que estuviese fuera de mi menta era vulnerable - abierto a lo que Jasper, Alice y Benjamín podían hacer. Quizás el talento de Demetri funcionaba diferente también.
Entonces tuve un pensamiento que me devolvió a donde estaba. El casi derretido copo de nieve que caía por mis manos hacia el suelo. Copo derritiéndose cerca del calido cuerpo que aun hacia algunos sonidos. Me puse en blanco al ver mis manos ensangrentadas.
Edward vio mi reacción y se apresuro a mi lado, dejando su propia muerte sin finalizar.
¿Qué ocurre? Pregunto con voz leve. Sus ojos atravesaron todo el bosque, buscando lo que sea que haya alterado mi comportamiento.
"Renesmee" dije como estrangulada
"Esta entre esos árboles" me aseguro. "Puedo oír sus pensamientos y los de Jacob. Esta bien"
"No es eso a lo que me refiero" dije "Estaba pensando en mi escudo - tu realmente crees que vale algo, que puede ser de ayuda. Se que los demás esperan que pueda proteger a Zafrina y a Benjamín, incluso si lo puedo mantenerlo algunos segundos. ¿Qué pasa si me equivoco" ¿Qué pasa si tu confianza en mi es la razón por la que fallamos?" Mi voz se estaba transformando en histeria, sin embargo tenia suficiente control para mantenerlo bajo, no quería molestar a Renesmee.
"Bella ¿Qué te hizo pensar en eso? Claro, es grandioso que puedas protegerte a ti misma, pero no eres responsable en salvar a nadie más. No te estreses innecesariamente"
"pero ¿Qué pasa si no puedo proteger nada?" susurre de forma apagada. "Lo que hago esta lleno de errores! No tiene ni ritmo ni razón. Quizás no pueda hacer nada en contra de Alec" "Shh" me siseo. "No te alteres. Y no te preocupes de Alec. Lo que el hace no es diferente a Jane o Zafrina. Es solo una ilusión - no puede entrar mas allá de tu mente de lo que yo puedo" "Pero Renesmee lo hace!!" Sisee frenéticamente por mis dientes "Parecía tan natural que nunca lo cuestione. Es parte de lo que ella es. Pero ella introduce sus pensamientos en mi mente, igual a como lo hace con el resto de las personas. Mi escudo tiene huecos, Edward!".
Lo mire desesperadamente, esperando a que el desconociera mi terrible revelación. Sus labios dudaron, como si tratara de decidir como decir algo. Su expresión fue perfectamente relajada.
"Pensaste en esto hace ya tiempo, ¿verdad? Inquirí, sintiéndome como una idiota por los meses que pase ignorando lo obvio.
Desde una esquina de su boca soltó una tenue sonrisa "Desde el momento en el que te toco por primera vez"
Suspire por mi propia estupidez. Pero su calma me tranquilizó un poco "Y esto no te molesta? ¿No le encuentras como un problema?"
"Tengo dos teorías, una mas agradable que la otra"
"Dame la mas desagradable primero"
"Bueno, ella es tu hija" señalo "genéticamente, mitad tu, antes me burlaba de cómo tu mente estaba en otra frecuencia, quizas ella tiene la misma"
Esto no me convencía "Pero tu la oyes igual a como todos la oyen. Y ¿que tal si Alec corre por la misma frecuencia? ¿Que tal si-? " Puso un dedo en mis labios "Ya considere eso. Por lo que me parece que la siguiente teoría es mas agradable"
Hice sonar mis dientes y espere
"¿Te acuerdas de lo que Carlisle dijo sobre ella, después de que te mostrara su primera memoria?
Claro que me acuerdo. "El dijo, es un interesante giro, Como si hiciera exactamente lo opuesto a lo que tu puedes hacer"
"Si, entonces me estaba preguntando, quizas ella tomo tu talento y lo invirtió también"
"Tu mantienes a todos afuera" comenzó
"Entonces ¿nadie la mantiene afuera a ella?" Terminé
"Esa es mi teoría" dijo "Y si ella puede entrar a tu cabeza, dudo que haya otro escudo que la pueda mantener afuera, eso ayuda, por lo que hemos visto, nadie duda de sus pensamientos en el momento en el que ella se los muestra. Y creo que nadie puede evitar que se los muestre, si ella se acerca lo suficiente. SI Aro le permite explicarse…"
Me encogí al pensar en Renesmee tan cerca de los ojos avariciosos y cremosos de Aro
"Bueno" dijo moviendo acariciando mis hombros "Al menos no hay nada que detenga que vea la verdad"
"¿Pero es la verdad lo suficiente como para detenerlo?" le cuestione
Para eso, Edward no tenía respuesta.

Blog Widget by LinkWithin