martes, 27 de julio de 2010

Amanecer-Libro3-Bella-Cap.4 Prometido

4. PROMETIDO

PENSANDO EN RENESMEE LA TRAJO A ESE CENTRO extraño lugar en mi extraña, nueva, y espaciosa pero distraible mente. Demasiadas preguntas.
“Cuéntame de ella”, insistí mientras tomaba mi mano. Estar entrelazados apenas nos alentó.
“Ella es como nada en este mundo”, me dijo, y casi un sonido de devoción religiosa estaba de nuevo en su voz.
Yo sentí un fuerte sentimiento de celos sobre esta extraña. El la conocía y yo no. No fue justo.
“¿Cuanto es como tú? ¿Cuanto como yo? o como era, de todos modos”.
“Se ve como un cuento de hadas aun divida”.
“Ella era sangre caliente” Recordé.
“Si, ella tiene un latido, pensado que late un poco más que el de un humano. También tiene la temperatura un poco más alta que lo usual. Ella duerme.”
“Enserio?”.
“Bastante bien para un recién nacido. Los únicos padres que no necesitan dormir, y nuestra hija ya duerme a través de la noche. “El rio entre dientes.
Me gusto el modo en que dijo nuestra hija. Las palabras la hicieron mas real.
“Ella tiene exactamente tus ojos –así que eso no fue tan perdido después de todo-“. El me sonrió. “Son tan hermosos”.
“¿Y las partes de vampiro?”. Pregunte
“Su piel se ve impenetrable como la nuestra No que nadie soñaría en probar.”
Le gruñí, un poco shockeada.
“Por supuesto, nadie podrá”, el me aseguró de nuevo. “Su dieta… bueno, ella prefiere beber sangre. Carlisle continua persuadiéndola de que tome algo de formula para bebe, también, pero ella no tiene mucha paciencia con eso. No puedo decir que la culpo –cosa asquerosa-olorosa, aun para la comida humana”.
Bostece abiertamente hacia el. El hizo parecer como si hubieran tenido una conversación. “¿Persuadirla?”
“Ella es inteligente, escandalosamente así que, procesa a un ritmo inmenso. A pesar de que no habla –aun- se comunica bastante efectiva”.
“No habla, aun”
El bajó nuestro ritmo un poco, dejándome entender esto.
“A que te refieres con que ¿Se comunica efectivamente?”. Demande.
“Creo que será más fácil para ti… si lo ves por ti misma. Es algo difícil de explicar”.
Consideré eso. Sabia que había muchas cosas que tendría que ver por mi misma después eso seria real. No esta segura cuan segura estaba lista para eso, así que cambie el tema.
“Porque Jacob sigue aquí?” pregunte. “¿Como puede soportarlo? ¿Por que debería?”. Mi voz tembló un poco. “¿Por qué tenia que seguir sufriendo mas?”.
“Jacob, no esta sufriendo” el dijo en un tono extraño.”Aunque estaría dispuesto a cambiar su condición” dijo entre dientes.
“Edward” le dije, jalándolo para que parara (y sintiendo un poco de satisfacción que era capaz de hacerlo).
“¿Cómo puedes decir eso? Jacob ha renunciado a todo por protegernos! Lo que hice que pasara -¡” Con el recuerdo de vergüenza y culpa en mi mente. Parecía extraño ahora que necesitara de entonces. Esa escena sin el cerca se había desvanecido: debió ser una debilidad humana.
“Veras como puedo decirlo” Edward susurró. “Le prometí que le dejaría explicar, pero dude que tu lo vieras muy diferente como lo veo yo, Por supuesto, frecuentemente estoy equivocado de tus pensamientos o, no? El frunció sus labios y me miro.
“Explicar que?”
Edward sacudió su cabeza. “Le prometí. Pensé no se si realmente le debemos nada más”. Sus dientes se retorcieron.
“Edward, no lo entiendo” Frustración e indignación tomaron mi cabeza.
El toco mi mejilla y después sonrió gentilmente
Mi cara se suavizo como respuesta, desee momentáneamente ignorar el enojo. “Es mas difícil de lo que lo haces ver. Lo se, lo recuerdo”.
“No me gusta sentirme confusa”
“Lo se. Así que vamos a llevarte a casa, para que lo veas todo por ti misma”. Sus ojos se fijaron en mi vestido mientras hablaba de ir a casa y con desaprobación. ·”Hmmm” después de pensar una mitad de un segundo, el desabotono su camisa blanca y la puso sobre mis hombros
“Tan malo?”
El sonrió.
Deslice mis manos por las mangas y luego la abotone sobre mi arañado cuerpo. Claro que lo deje a el sin camisa, y fue imposible no ver eso distraible.
“Competiré contigo” Dije, después cautelosa, “No arruines el juego esta vez”.
Me tomo de la mano y me sonrió. “En sus marcas….”
Encontrar el camino a mi nueva casa era más simple que caminar hacia abajo a la calle de Charlie, donde estaba el viejo. Nuestro olor dejo un claro y fácil rastro para seguir, aun corriendo lo más rápido que podía.
Edward me dejo ganarle hasta que topamos con el rio. Yo tome mi ventaja e hice mi salto antes, tratando de usar mi extra fuerza para ganar.
“Ha” Dije cuando oí que mi pie fue el primero en tocar el césped.
Oyendo su aterrizaje, Oí algo que no esperaba. Algo fuerte y muy cerca. Un ruidoso corazón.
Edward estuvo atrás de mi en un segundo, sus manos se abrazaron arriba de mis brazos.
“No respires”. El me advirtió urgentemente.
Intente no entrar en pánico como congelar mi mente. Mis ojos solo fueron los que se movieron para encontrar la fuente del sonido.
Jacob se posiciono en la línea donde el bosque tocaba el pasto de los Cullen, sus brazos doblados alrededor de su cuerpo, su mandíbula apretada fuerte. Invisible en los bosques atrás de el. Oí ahora dos agrandados corazones, y el apenas visible helecho aplastado debajo del enorme par de piernas.
“Cuidadoso, Jacob” dijo Edward. El gruñido del bosque repercutió en el asunto de su voz. “Tal vez esta no es la mejor manera-“
“Tu piensas que seria mejor dejarla estar cerca de su bebé primero?” Jacob interrumpió. “Es mas seguro que ver como Bella lo hace conmigo. Yo sane primero”
Esto era una prueba? Para ver si yo no mataba a Jacob antes de no tratar de matar a Renesmee? Me sentí enferma de una forma extraña. No tenia nada que ver con mi estomago, solamente mi mente. Fue idea de Edward?
Yo mire a su cara ansiosamente; Edward me miro por un momento deliberado, y su expresión se volvió de un desconcertado en algo más. El se encogió de hombros, y allí estaba una corriente de hostilidad en su voz cuando dijo.
“Es tu cuello, supongo”.
El gruñido del bosque fue furioso esta vez: Leah, no tenía ninguna duda.
¿Qué estaba con Edward? Después de todo lo que habíamos pasado, no debería sentir un poco de amabilidad por mi mejor amigo? Pensé –tal vez egoístamente- ese Edward era una especie de amigo de Jacob, también. Debí malinterpretarlos.
Pero que estaba haciendo Jacob? Porque estaba poniéndose a prueba para proteger a Renesmee?
Eso no tenia sentido para mi. Aun si nuestra amistad había sobrevivido.
Ahora mis ojos se encontraron con los de Jacob, Yo pensé que quizás lo habría hecho. El me seguía viendo como mi mejor amigo. Pero el fue el que no había cambiado ¿Qué me hizo ver como el?
Después el sonrió con su familiar sonrisa, la sonrisa de una alma gemela, y estuve segura que nuestra amistad estaba intacta. Era exactamente igual que antes, cuando salíamos a su garaje, solo dos amigos matando el tiempo. Fácil y normal de nuevo, me di cuenta de la extraña necesidad que sentía antes de que cambiara se había ido completamente. El era solo mi amigo, como debía ser.
Seguía sin tener sentido que es lo que estaba haciendo ahora, pensé, estaba realmente desinteresado que trataba de protegerme –con su propia vida- por hacer algo incontrolado en fracción segundo que me arrepentiría en agonía por siempre? Que iba mucho mas allá de simplemente tolerar en lo que me había convertido, o milagrosamente manejarme para estar con mi amigo. Jacob era una de las mejores personas que he conocido, pero esto se veía mucho para aceptar de cualquiera.
Su sonrisa se amplio y el se estremeció ligeramente. “Tengo que decir que Bells. Eres un show para locos”
Yo sonreí de vuelta, cayendo lentamente en un viejo modelo. Esta era la parte de el que entendía.
Edward gruño. “Cuídate, perro”.
El viento soplo atrás de mí y rápidamente llene mis pulmones con el aire seguro así para poder hablar. “No, el esta en lo correcto, los ojos son realmente algo, no lo son?”
“Muy aterradores. Pero no esta tan mal como creí que fueran a ser.”
“Gee- gracias por el estupendo cumplido”
El puso sus ojos en blanco. “Tu sabes a lo que me refiero. Tu sigues viéndote tipo -como tu-. Tal vez no es de ver como… tú eres Bella. Yo creí que no se iba a sentir como si tu aun estuvieras aquí.” El sonrió de nuevo hacia mí sin ningún trazo de amargura o resentimiento en su rostro. Luego el sonrió mas y dijo “De todos modos, Me acostumbrare a los ojos suficientemente pronto.”
“Lo harás?” pregunte , confundida. Era genial que sigamos siendo amigos, pero era como si no pasáramos muchos tiempos juntos.
La extraña mirada cruzo sobre su rostro… borrando la sonrisa.
Era casi como…. Culpa? Luego sus ojos se desplazaron a Edward.
“Gracias” el dijo “No sabría si la mantendrías lejos de ella, promesa o no. Usualmente tu le das todo lo que quiere”
“Quizás estoy esperanzado que ella se irritara y te quitara la cabeza”. Edward indicó.
Jacob bufó.
“Que es lo que pasa? ¿Están guardando secretos para mi?” Demande, incrédula.
“Le explicare después”, Jacob dijo cohibida menté – como si no planeara hacerlo. Después el cambio el tema “Primero, tengamos este show en el camino” Su sonrisa fue un desafío ahora y empezó hacia delante lentamente.
Había un aullido de protesta detrás de el, y luego el gris cuerpo de Leha salió de los aboles detrás de el. El cuerpo arenoso de Seth estaba justo atrás de ella.
“Tranquilos, chicos” dijo Jacob. “Manténganse fuera de esto”.
Estaba agradecida que no lo escucharan pero solo siguieron después de el lentamente.
El viento seguía ahora; el no soplo el olor del de mí.
El estuvo lo suficientemente cerca que yo podía sentir el calor de su cuerpo en el aire entre nosotros. Mi garganta se quemo en respuesta.
“Vamos Bells, haz lo peor”
Leah bufón.
Yo no quería respirar. No estaba bien tomar la ventaja peligrosa de Jacob, no importaba si el se estaba ofreciendo. Pero yo no pude apartarme por lógica. De que otro modo podría estar seguro de no lastimar a Renesmee?
“Me estoy haciendo viejo aquí, Bella” Jacob mofó. “Ok no técnicamente, pero tu sabes a lo que me refiero. Vamos, huele”.
“Aférrate a mi” le dije a Edward, escondiéndome de nuevo en su pecho.
Sus brazos se ajustaron a mis brazos.
Encerré mis músculos en su lugar, esperando que se quedaran congelados. Resolví que quería hacerlo por lo menos tan bien como lo había hecho en la caza. El peor de los casos, Yo pararía de respirar y correr por el. Nerviosamente, tome un pequeño aliento por mi nariz, preparándome por nada.
Dolió un poco, pero mi garganta ya estaba débilmente quemada. Jacob no olio mucho mas humano que el león de la montaña. Allí había un borde animal en su sangre que instantáneamente repelía. A pesar de lo fuerte, blando sonido de su corazón fue atrayente, el olor que venia con el hizo que mi nariz se arrugara. Eso fue mas fácil con el olor para templar mi reacción al sonido y el calor de su sangre pulsante
Tome otro respiro y me relaje. “Huh, Ahora veo lo que todos decían. Apestas, Jacob”.
Edward rompió en risas; su mano pasó sobre mis hombros para rodear mi cintura. Seth ladro una lenta risa en armonía con Edward; el se acerco un poco mientras Leah desplego severos lugares. Y después yo estaba consiente de otra audiencia, cuando oí a bufarse bajo a Emmelt, bajo por la pared de césped que estaba entre nosotros.
“Mira quien habla” dijo Jacob. Teatralmente arrugando su nariz. Su cara no se frunció por ahora mientras Edward me abrazo, no incluso cuando Edward se sereno y suspiro “Te amo” en mi oído. Jacob solo siguió sonriendo. Esto me hizo pensar que las cosas iban a estar bien entre nosotros, de la manera que no habían sido por un tiempo. Tal vez ahora realmente pueda ser su amiga, yo le asqueaba lo suficiente fiscalmente para saber que el no podía amarme igual que como lo hacia antes. Tal vez eso era todo lo que se necesitaría.
“Ok entonces pase verdad?” Dije. “Ahora me dirán cual es el gran secreto?”.
La expresión de Jacob se volvió muy nerviosa “No es nada de lo que te tengas que preocupar en este segundo…”
Oí de nuevo a Emmelt bufarse otra vez – un sonido de anticipación.
Hubiera presionado el punto, pero estaba oyendo a Emmelt, oí otro sonido también. Siete personas respirando. Unos pulmones más rápidos que otros. Solo un corazón latía como un aleteo de un pájaro, ligero y rápido.
Estaba totalmente entretenida. Mi hija esta justamente del otro lado de la ligera pared de césped. No pude verla –la luz se reflejaba de las ventanas como si fueran espejos, yo solo podía verme a mi muy extraña – muy blanca y quieta- comparada con Jacob, o, comparada con Edward, viendo exactamente igual.
“Renesmee” suspire. El estrés me hizo una estatua otra vez. Renesmee no iba a oler como un animal, la pondré en peligro?
“Ve y mira” Edward murmuró. “Yo se que tu puedes manejar esto”.
“Me ayudarás?” susurre mediante mis inmóviles labios.
“Claro que lo hare!”
“Y Emmett y Jasper –por si acaso?”
“Te cuidaremos Bella, no te preocupes, estamos preparados. Ninguno de nosotros arriesgara a Renesmee. Creo que estarás sorprendida a como esta preparada para envolvernos con su pequeños dedos. Ella esta perfectamente segura, no importa que.”
Mi anhelo por verla, por entender su adoración en su voz, rompió mi inmóvil pose. Y comencé la marcha.
Y después Jacob se puso en mi camino... con cara de preocupación.
“Estas seguro, chupasangre?” el demando a Edward con su voz casi suplicando. Yo nunca oí hablarle a Edward de esa manera. “No me gusta esto quizás ella debería esperar-“
“Tu tuviste tu prueba, Jacob”.
Esa fue la prueba de Jacob?
“Pero…”, Jacob empezó.
“Pero nada…”, dijo Edward, de repente exasperado. “Bella, tu necesitas ver a nuestra hija. Quítate de su camino”.
Jacob me lanzo una extra, desesperada mirada y luego giro y casi hizo una carrera hacia dentro de la casa delante de nosotros.
Edward gruño.
Yo no le encontraba sentido a su confrontación, y no me pude concentrar en ella. Yo solo podía pensar en la borrosa niña en mi mente y luchar en contra de confusión, tratando de recordar exactamente su rostro.
“Deberíamos nosotros?”. Dijo Edward, con su voz gentil otra vez.
Asentí con la cabeza nerviosamente.
Tomo mi mano fuertemente con la suya y me dio camino hacia la casa.
Ellos estaban esperándome en una línea de sonrisas eran de bienvenida y defensiva. Rosalie varios pasos atrás de ellos, cerca de la puerta de enfrente. Ella estaba sola hasta que Jacob se le unió y estuvo enfrente de ella, cerca más de lo normal. No había sentido de comodidad estando tan cerca; los dos se vieron encogerse a mí a proximidad.
Alguien muy pequeño se inclinaba hacia afuera de los brazos de Rosalie, mirando hacia Jacob. Inmediatamente ella tuvo toda mi atención, todos mis pensamientos, de manera que nada mas se había apropiado de ellos desde el momento en que abrí los ojos.
“Estuve fuera solo dos días?”. Jadié, deliberadamente.
La niña extraña en los brazos de Rosalie, parecía tener semanas, si no meses, de grande. Ella estaba quizás el doble del bebe que estaba en mis pensamientos, y ella me veía sujetando su propio torso fácilmente estirado hacia mi. Su reluciente bronceado –cabello caía en rizos pasando sus hombros. Sus ojos café chocolate me examinaban con un interés que no era nada de un niño; era adulto, consiente e inteligente. Ella alzo una mano, buscando en mi dirección por un momento, y después regresando a tocar la garganta de Rosalie.
Si su rostro no hubiera sido asombroso, hermoso y perfecto. No podría haber creído que era la misma niña.
Mi niña.
Pero Edward estaba allí en sus facciones, y estaba yo en el color de sus ojos y mejillas. Incluso Charlie tuvo que ver en sus rizos, atreves del color de cabello de Edward. Ella tenía que ser nuestra. Imposible pero seguía siendo verdad.
Ver esta inesperada pequeña persona no la hizo mas real, pensé, solo la hizo mas fantástica.
Rosalie palmeo con la mano hacia su cuello y murmuro,
“SI, es ella”.
Los ojos de Renesmee se retuvieron en mí. Después, así ella como cuando después de unos segundos antes de su nacimiento, ella me sonrió. Un pequeño destello, una dentadura perfecta.
Tabaleándome por adentro, tome un inseguro paso hacia ella.-
Todos se movieron rápidamente.
Emmett y Jasper estuvieron ante mi, hombro con hombro, manos listas. Edward me abrazo por detrás, sus dedos fuertemente sobre mis brazos nuevamente. Aun Caslisle y Esme se movieron a los costados de Emmett y Jasper. Mientras Rosalie retrocedió a la puerta, sus brazos firmemente agarrando a Renesmee.
Jacob también se movió, manteniendo en su trance protector enfrente de ellos.
Alice fue la única que permaneció en su lugar.
“Oh denle un poco de crédito” ella reprendió. “Ella no va hacer nada. Ustedes quería un acercamiento cerca también.”
Alice estaba en lo correcto. Estaba en control de mi misma. Estaba preparada para nada –por un perfume insoportablemente insistente como el humano huele en los bosques. La tentación aquí no era comparable. La fragancia de Renesmee era perfectamente equilibrada en la línea entre el olor del más hermoso perfume y el olor de la deliciosa comida.
Había suficiente aroma dulce de vampiro para mantener la parte humana inconsolable.
Podría con ello. Estaba segura.
“Estoy Bien, lo prometo, tocando la mano de Edward que estaba en mi brazo. Después dude y agregué. “Quédense cerca, por si acaso”.
Lo ojos de Jasper estaban tensos, enfocados. Yo sabía que él estaba tomando mi clima emocional, y tomaba un estado tranquilizante y en calma. Sentí que Edward liberaba mis brazos como la evaluación de la cabeza de Jasper.
Pero Jasper parecía de primera mano, no estar tan confiado.
Cuando ella escucho mi voz, la niña de dientes para afuera forcejeó de los brazos de Rosalie, buscándose hacia mí. De alguna manera su expresión era un tanto impaciente.
“Jazz oh, déjanos pasar. Bella tiene esto”.
“Edward, el riesgo”. Jasper dijo.
“Mínimo, Escucha Jasper- en la caza, ella tomo el rastro de algunos excursionistas que estaban en el lugar equivocado en la hora equivocada…”
Escuche el aspirar de un shockeante respiro de Caslisle. La cara de Esme era de repente llena y mezclada con compasión. La vista de Jasper se amplio, pero el sonrió un poco, como si las palabras Edward respondieran alguna de las preguntas en su cabeza. La boca de
Jacob se volvió en una mueca. Emmett se encogió de brazos.
Rosalie se veía menos desconcertada que Emmett así como trataba de atrapar los brazos de la pequeña niña.
La expresión de Alice me dijo que ella no estaba burlándose. Sus estrechos ojos, limitados en una quemante intensidad en mi camisa prestada, parecía mas preocupada acerca de que había hecho con mi vestido.
“Edward”, Carlisle escarmentó “Como puedes ser tan irresponsable”
“Lo se Carlisle Lo se, fui totalmente estúpido. Yo debí tomar el tiempo para estar seguro que estamos en una zona segura antes de que pierda el control”
“Edward” dije entre dientes, apenada por la forma en que ellos me miraban. Era como si esperaran ver un rojo brillante en mi mirada.
“El esta en lo correcto en reprenderme, Bella” dijo Edward con una sonrisa. “Hice un gran error. El hecho de que tú eres más fuerte que todos, como nunca he conocido. Eso no cambia”
Alice puso sus ojos en blanco “Que broma de buen gusto, Edward”.
“No estaba haciendo una broma. Estaba explicándole a Jasper porque Bella puede con esto, no es mi culpa que todos se brincaran a esa conclusión”.
“Espera” Jasper jadeo. “Ella no cazo a los humanos?”
“Ella empezó…” Dijo Edward, claramente disfrutándolo. Mis dientes chocaron juntos. “Ella estaba enteramente enfocada en la caza”
“Que paso?” dijo Caslisle. Sus ojos eran de repente brillantes, una gran sonrisa empezó de su cara. Que me recordó antes, cuando quería saber los detalles de mi transformación. La emoción de una nueva información

Edward se apoyo hacia el, animándolo. “Ella me escucho atrás de ella y reacciono defensivamente. De repente mi persecución se rompió en su concentración, ella se escapo rápidamente de ella.
Nunca vi nada para igualarla. Ella vio por una vez lo que estaba pasando, sostuvo su respiración y salió corriendo”.
“Wow” Emmett susurro. “Enserio?”.
“El no lo esta contando correctamente” . Dije, mas avergonzada que antes. “El dejo afuera la parte en que le gruñí”.
“Ustedes se dieron en unos buenos golpes?”. Emmett pregunto ansioso.
“No claro que no!”
“No, enserio? Tu no lo atacaste?”
“Emmett!” proteste.
“Oh que perdida...” Emmett sonrió. “Tu podrías haber sido la única persona que podría contra el –mientras el no pueda leer tu mente para hacer trampa- y tu tienes la excusa perfecta, también”. El suspiro aliviado. “Estaba muerto por ver que hacían sin esa habilidad”.
Lo mire fríamente. “Yo nunca”.
Jasper con ceño fruncido obtuvo mi atención; estaba más desconcertado que antes.
Edward toco con su puño el hombro de Jasper con un fingido golpe. “Ves lo que digo?”.
“Ella puedo irse contra ti – tiene solo unas horas!”.
Esme reprendió y puso su mano en su corazón. “Oh , debimos haber ido contigo”.
No estaba prestando mucha atención, ahora Edward estaba pasando de remate en su broma. Estaba al pendiente de la niña que estaba en la puerta, que estaba aun hacia mí. Sus pequeños bracitos estaban buscándome como si supiera quien era. Automáticamente, mi mano se levanto para imitarla.
“Edward” dije, inclinándome alrededor de Jasper para verla mejor.
“Por favor…?”.
Los dientes de Jasper se estremecieron; y el no se movió.
“Jazz, esto es algo nunca has visto” Dijo Alice rápidamente “Confía en mi”.
Sus ojos se cerraron por un segundo, y luego Jasper asintió.
El se aparto de mi camino, pero puso una mano en mi hombro y siguió mi lento camino.
Pensé en cada paso antes de tomarlo, analizando mi estado, lo quemante en mi garganta, y la posición de los demás alrededor de mí. Que tan fuerte me sentía ante como ellos podrían controlarme. Fue un lento proceso.
Y después la niña de los brazos de Rosalie, seguía buscando todo este tiempo mientras su expresión se hacia cada vez mas irritante, dejando afuera un fuerte, ruidoso llanto. Todos reaccionaron como si –así como yo- nunca hubieran oído su voz”.
Ellos la rodearon rápidamente, dejándome parada sola.
El llanto de Renesmee me estremeció, arrojándome al suelo. Mis ojos se volvieron un modo extraño, como si quisieran llorar.
Parecía que todos tenían una mano en ella. Todos menos yo.
“Que... que es lo que pasa? Esta herida? Que paso?”.
Era la voz de Jacob de un modo más alto, con ansiedad hacia los demás. Yo mirada en shock mientras el se acercaba a Renesmee y luego en un modo horrorizado Rosalie le susurro sin pelar con el.
“No, ella esta bien”. Rosalie dijo.
Rosalie le estaba hablando a Jacob?
Renesmee se fue hacia Jacob con gusto suficiente, pasando sus manos en su cuerpo y luego volviéndose de nuevo hacia mi.
“Ves?” Le dijo Rosalie. “Ella solo quiere a Bella”.
“Ella me quiere?” Suspire.
Los ojos de Renesmee –mis ojos- estaban impacientes hacia mí.
Edward se lanzo a mi lado. El puso ligeramente sus manos de nuevo en mis brazos y apresuro mi camino.
“Ella te ha estado esperando por casi tres días”. Me dijo.
Ahora solo estábamos a un metro de ella. Un calor parecía salir de ella para tocarme.
O tal vez era Jacob que estaba tembloroso. Vi sus manos temblar mientras mas me acercaba. Y después, su ansiedad se esfumo y puso un rostro de serenidad que tenia mucho que no veía.
“Jake –estoy bien.” Le dije. Me puso muy nerviosa ver a Renesmee en sus temblorosas manos, pero trabajaba para mantenerme en control.
Me frunció, me miro detenidamente, como si solo estuviera nervioso de poner a Renesmee en mis brazos.
Renesmee suspiraba con ansiedad y exigencia, sus pequeños brazos seguían levantándose de nuevo y de nuevo.
Algo se encendió en mí por un momento. El sonido de su llanto, los ojos familiares, el modo impaciente en que me veía incluso mas del que yo tenía por esta reunión – todo se volvió junta en la más manera más natural como en la que ella estaba firmemente en el aire entre nosotras. De pronto, ella era absolutamente real, y por supuesto la conocía. Era perfectamente ordinario que debí haber tomado rápidamente el ultimo paso y agarrarla, poniendo sus manos exactamente donde se pudiera mejor y abrazarla gentilmente hacia mi.
Jacob dejos sus largos brazos extendidos, así podría acunarla, pero no me dejo.
El se estremeció un poco cuando nuestra piel se toco. Su piel, siempre tan cálida antes, ahora era como una llama para mí. Era casi como la temperatura de Renesmee. Unos cuantos grados de diferencia.
Renesmee estaba consiente del frio de mi piel, o al menos parecía estar acostumbrada a el.
Miro hacia arriba y me sonrió nuevamente, enseñando de nuevos sus pequeños lentes y sus dos hoyuelos de las mejillas.
Luego, deliberadamente, ella buscaba mi cara.
En el momento que ella hizo esto, todas las manos se tensaron, anticipando mi reacción. Apenas me di cuenta.
Yo estaba jadeando, asombrada y congelada por la alarmante extraña imagen que rellenaba mi mente. Se sintió como un fuerte recuerdo –aun la podía ver atreves mi ojos mientras la veía en mi cabeza- pero fue completamente infamiliar. Estaba mirándolo fijamente atra vez de la expectante expresión de Renesmee, tratando de entender que era lo que pasaba, luchando desesperadamente de retomar la tranquilidad.
Además de ser shockeante e infamiliar, la imagen fue también mala de algún modo- Casi reconocía mi propia cara en el, mi vieja cara,
pero eso ya era pasado. Comprendí rápidamente que estaba viendo mi cara como los demás la veían, más que iluminante un reflejo.
El recuerdo de mi cara era confuso, desbastado, cubierto por dulce y sangre. A pesar de esto, mi expresión en la visión se volvió en una sonrisa; mis ojos cafés brillaron sobre los sus profundos círculos. La imagen se extendió, mi rostro se volvió mas cerca para ver un punto de ventaja, luego abruptamente se desvaneció.
La mano de Renesmee se puso en mi mejilla. Ella sonrió ampliamente de nuevo.
Estaba todo totalmente callado en la habitación, excepto por los latidos del corazón.
Nadie pero Jacob y Renesmee era tanto como respirar.
El silencio se extendió; parecía que esperaban a que yo dijera algo.
“Que… que… fue eso?”. Dije sin aliento
“Que fue lo que viste?” Rosalie pregunto curiosamente, viendo arriba de Jacob, que se veía como fuera de lugar en ese momento. “Que te mostro?”.
“Ella me mostro eso?”. Susurre.
“Te dije que era difícil de explicar”. Edward murmuro en mi oído. “Pero efectivo como comunicación”.
“Que fue?”. Pregunto Jacob.
Yo parpadeé muchas veces rápidamente. “Um . Yo. Creo. Pero me veía terrible”.
“Era el único recuerdo que tenia de ti.” Edward explico. Era obvio que el vio que fue lo que me mostro mientras veía en ella. El seguía avergonzado, su voz se áspero al revelar el recuerdo. “Ella te esta dejando saber que ella hace la conexión de saber quien eres.”
“Pero como pudo hacerlo?”
Renesmee me vio desconcertada con sus alucinantes ojos.
Estaba sonriendo y jalando un mechon de mi cabello.
“Como leo los pensamientos? , ¿Cómo Alice ve el futuro?” Edward respondió retóricamente y después se encogió de hombros.
“Ella esta bendecida”.
“Es algo inesperado”. Calisle le dijo a Edward. “Como si ella hiciera lo puesto a lo que tu haces”.
“Interesante”. Edward agrego. “Me pregunto…”
Sabía que estaban especulando, pero no me importo. Estaba enfrente de la más hermosa cara en el mundo. Ella estaba caliente en mis brazos, me recordaba en el momento que casi la oscuridad casi ganaba, cuando no había nada en el mundo por que seguir. Nada extremadamente fuerte para jalarme afuera de la oscuridad. En el momento que pensé en Renesmee y encontré algo que nunca dejaría.
“Te recuerdo también”. Dije rápidamente.
Se veía tan natural para apoyar y presionar mis labios en su frente. Olía maravillosamente. El olor de su piel hacia que mi garganta se quemara, pero fue fácil de ignorar. Eso no arruino la diversión del momento, Renesmee era real y yo la conocía.
Ella era la misma por la que pelee desde el principio.
Mi pequeño golpecito, el que me amaba desde adentro, también. Mitad Edward, perfecto y adorable y mitad yo- que sorprendentemente, la hacia mejor.
Estaba completamente segura. Ella valió la pelea.
“Ella esta bien “Alice murmuro, probablemente a Jasper. Podría sentir como ellos aun no confiaban.
“Experimentamos lo suficiente por el día de hoy?”, pregunto Jacob, su voz era lo suficientemente estresada. “Esta bien Bella lo hizo bien pero no presionemos”.
Lo mire con gran irritación. Jasper se puso inmediatamente alado mío. Estábamos tan cerca que cada pequeño movimiento parecía ser grande.
“Cual es tu problema, Jacob?” demande. Jale suavemente en contra de que cargara a Renesmee, y el solo se puso mas cerca de mi. El estaba casi encima de mi, Renesmee toco ambos pechos.
Edward riéndose entre dientes hacia el. “No porque no entienda, no significa que no te apartaría, Jacob. Bella lo hace extraordinariamente bien. No arruines el momento para ella.”
“Yo le ayudaría a sacarte, perro” Rosalie prometió, su voz hervía. “Yo te daría un buen golpe en el estomago”. Obviamente, no había cambiado nada en esa relación, amenos que se hubiera puesto peor.
Mire la expresión de ansiedad casi enojo de Jacob. Sus ojos estaban enfocados en Renesmee. Con la presión de todos juntos, el debió estar tocando al menos 6 diferentes vampiros al momento, pero no parecía molestare.
El realmente estaba pasando por todo esto solo por protegerme de mi misma? Que pudo haber pasado durante mi transformación – mi cambio en algo q odia- eso lo había ablandado demasiado para que fuera necesario?
Me confundí sobre eso, viendo su mirada hacia mi hija , mirándola como si… como si fuera un hombre ciego viendo el sol por primera vez.
“No!”. Grite.
Los dientes de Jasper se juntaron y los brazos de Edward envolviéndose alrededor de mi pecho contrallándose como boa. Jacob aparto a Renesmee de mis manos al mismo tiempo, y yo no intente sostenerla. Porque lo vi venir –lo que todos estaban esperando.
“Rose” dije entre dientes, lentamente y precisó.
“Toma a Renesmee”.
Rosalie soltó sus brazos, y Jacob le dio a mi hija. Las dos se apartaron de mi.
“Edward, no te quiero lastimarte, así que apártate.”
El dudó.
“Ve a donde esta Renesmee”. Sugerí
El reflexiono, y después me soltó.
Me apoye en mi posición de caza y tome dos lentos pasos hacia Jacob.
“Tu no”. Gruñí hacia el
El se hecho para atrás con miedo, palmas arriba, tratando de razonar conmigo.
“Sabes que es algo que no puedo controlar”
“Tu estúpido perrucho! Como pudiste!? Mi bebé!”
El se hecho para atrás hacia la puerta principal ahora, lo aseche, casi corriendo hacia debajo de las escaleras. “No fue mi idea, Bella”.
“Yo la sostuve en un tiempo, y tú ya pensabas ya pensabas en algo reclamar algo a ella, tonto lobo? Ella es mía!”
“Puedo compartir”. Dijo suplicando al tiempo en que se retiraba hacia el césped.
“Paga” escuche a Emmett diciendo atrás de mi. Una pequeña parte de mi cerebro se preguntaba quien había apostado contra esto.
No perdí mucha atención en eso. Estaba furiosa.
“¿Cómo te atreviste fijarte en mi bebe? Acaso has perdido las razón?”
“Fue involuntario!” el insistió, yéndose a los arboles.
Después el no estaba solo. Los dos grandes lobos aparecieron, flanqueando en cada lado. Leah gruño hacia mí.
Respondí con un gruñido de miedo estaba en entre mis dientes. El sonido me inquieto, pero no demasiado para detener mi avance.
“Bella, tratarías de escuchar por un momento? Por favor?”, Jacob suplico, “Leah, aléjate!” agrego.
Leah torció sus labios hacia mi y no se movió.
“Porque debería oír?”, dije entre dientes. La furia reinaba mi mente. Lo que nublaba todo.
“Porque tú eres la que me dijo esto. Te acuerdas? Tu dijiste que nos pertenecíamos en las otras vidas, cierto? Que seriamos familia. Tu dijiste que eso era como tu y yo debía ser. Así que… ahora lo es. Es como tu querías.”
Yo mire ferozmente. Hice un pequeño recuerdo de esas palabras, pero mi nuevo cerebro rápidamente estaba a dos pasos delante de su poco sentido.
“Tu piensas que serás parte de mi familia como mi yerno!”. Yo grite. El sonido de mi voz se subió dos octavas y seguía pareciendo como música.
Emmett rió.
“Detenla, Edward” murmuró Esme. “Ella será infeliz, si lo lastima”.
Pero no sentí seguimiento detrás mío.
“No!” Insistía Jacob al mismo tiempo. “Como puedes verlo de esa manera? Ella solo es una bebe! Por el amor de Dios!”
“Ese es mi punto!” grite.
“Tú sabes que no pienso en ella de esa forma, crees que Edward me hubiera dejado vivir hasta ahora si fuera así? Todo lo que quiero es que esta segura y feliz- eso es muy malo? Muy diferente a lo que tu quieres?”. Gritando hacia mí.
Mas allá de palabras, hacia un gruñido de terror hacia el.
“Sorprendente, cierto?” oí a Edward murmurar.
“Ella no se ha ido contra su garganta ni por una vez” Caslisle agrego, sonando aturdido.
“Esta bien, ganaste esta” Emmett dijo entre dientes.
“Te mantendrás lejos de ella” le grite a Jacob.
“No puedo hacer eso!”
Dije también entre dientes: “Inténtalo!, a partir de ahora.”
“No es posible! Recuerdas lo mucho que me querías hace tres días? Lo difícil que era de apartarnos uno del otro? Se ha ido de ti, cierto?”
Lo mire, no segura de lo que estaba diciendo.
“Fue ella” dijo “Desde el principio tuvimos que estar juntos, incluso después.”
Lo recordé y entendí; una parte de mi estaba revelando para entender la locura. Pero de alguna manera eso me hizo sentir mas furiosa. El esperaba que eso fuera suficiente para mí? Esa pequeña aclaración me haría estar bien con esto?”
“Huye, mientras puedas” amenace.
“Vamos Bells, le agrado a Nessie, también”. Insistió.
Me congele. Mi aliento se detuvo. Atrás de mi oí la falta de su reacción de preocupación.
“Que…Tu la llamaste?”
Jacob dio un paso atrás, viéndose avergonzado.
“Bueno,” murmuró “ese nombre que tu escogiste es parecido a un bocado y –“
“Tu apodaste a mi hija después como el monstro de lago Ness?” alardee.
Y después me embestí hacia su garganta.

Blog Widget by LinkWithin