lunes, 3 de enero de 2011

Breaking Dawn:Embarazo y parto de Bella (3ra parte)

Hola de nuevo, les traigo una sorpresa enorme, gracias a Anastasia que ha hecho estas hermosos FanArts de Breaking Dawn, le hemos pedido permiso para publicar sus imagenes en MundoCrepMex y los ha otorgado. Este post contiene gran cantidad de Spoliers, asi que te recomiendo que no lo leas si no sabes que va a pasar en BD y si ya lo has leido...adelante y disfruta.



El cuerpo de Bella estaba hinchado, su torso como un balón saliendo de forma extraña, enferma. Su estómago se tensaba contra el suéter gris que era demasiado grande para sus hombros y brazos. El resto de su cuerpo parecía más delgado, como si la bola enorme en su estómago hubiera chupado el resto de ella. Tomó un segundo darme cuenta que parte de su cuerpo estaba deformada – y no lo entendí hasta que ella colocó los brazos sobre su hinchado estómago, uno encima de otro. Como si estuviera acunándolo.



Bella levantó el vaso en la cara y olió al final de la paja. Ella se estremeció, y luego hizo una mueca.
"Tapa tu  nariz", sugirió Rosalie.
"No, eso no es todo. Es sólo que" Bella respiró profundo. "Huele bien", admitió en un hilo de voz.
Bella empujó la paja entre los labios, cerró los ojos y arrugó la nariz. Yo podía oír la sangre derramándose alrededor de la copa de nuevo,  como su mano temblaba. Ella dio un sorbo  por un segundo, y luego se quejó en voz baja con los ojos todavía cerrados.
Tragué saliva, luchando por mantener el disgusto de mi cara.



Edward estaba escuchando , con la cabeza inclinada hacia el bulto.
"¿Qué está pensando ahora?" -preguntó con ansiedad.
"Es ... él o ella, es ..." Hizo una pausa y miró a los ojos. Sus ojos se llenaron de un temor similar-sólo fue más cuidadoso. "Él está feliz," dijo Edward con voz incrédula.
Edward estaba mirando hacia el espacio, con el rostro blanco , como escuchaba.
"¿Qué?" Bella le preguntó, con el rostro resplandeciente sólo de distancia. "¿Qué está pensando ahora?"
Al principio no respondió, y luego impactante, todo el resto de nosotros de nuevo, tres suspiros distintos y separados-él puso su oído tiernamente contra su vientre.
"Él te ama", Edward susurró, sonando aturdido. "Él absolutamente te  adora."



Su estómago era su propio continente. "Un día más", dijo, y dio unas palmaditas en el estómago. No pude evitar el dolor que disparó a través de mí en un estallido repentino, punzante, pero traté de mantener mi cara. Yo podía ocultar por un día más,¿verdad?

Medio segundo más tarde, Bella gritaba.
No era solo un grito, era un chillido sangriento de agonía. El horrirífico sonido se cortó con un gorjeo, y sus ojos se dieron vuelta en su cabeza. Su cuerpo se doblaba y se arqueaba en los brazos de Rosalie, y entonces Bella vomitó una fuente de sangre.
Y luego una diminuta, inconsecuente cosa habia salido mal.
Vi en el momento que mi taza se inclinaba, sangre oscura derramarse y manchar el blanco perfecto, y me tambaleé reflejadamente hacia el accidente. Había visto las otras, las manos rápidas, pero cuerpo continuaba estirándose, alcanzándolo…
Dentro de mí, algo me jaló en dirección contraria.
Rasgando. Quebrando. Agonía.

“¡La placenta debió haberse separado!”
Algo más puntiagudo que un cuchillo se desgarró a través de mi- las palabras, tenían sentido a pesar de las torturas. Placenta separada- yo sabía lo que significaba. Significaba que mi bebé estaba muriendo dentro de mí.
“¡Sácalo!” le grité a Edward. ¿Por qué no lo había hecho todavía? “¡no puede respirar! ¡Hazlo ahora!”
“La morfina-“
¡¿Quería que esperara? ¿Quería darme analgésicos mientras nuestro bebé moría?!
“¡No! Ahora-,” me asfixiaba, incapaz de terminar.
Puntos negros cubrieron la luz en el cuarto, cuando una punzada fría de nuevo dolor apuñaló glacialmente en mi estómago. Se sintió feo- automáticamente luché por proteger mi vientre, mi bebé, mi pequeño Edward Jacob, pero estaba débil. Mis pulmones me dolían, el oxígeno me quemaba.



Y luego, Rosalie perdió la concentración. Vi como la expresión en su cara cambio dramáticamente, sus labios se retiraron de sus dientes y sus ojos negros brillaron de sed.
“No, ¡Rose!” rugió Edward, pero sus manos estaban atrapadas, tratando de apoyar a Bella verticalmente para que pudiera respirar.


“¡Quédate conmigo ahora, Bella! ¿Me escuchas? ¡Quédate! ¡No me vas a dejar! ¡Mantén tu corazón latiendo!”
¿Jacob? Jacob, todavía aquí, todavía tratando de salvarme.
Por supuesto, quería decirle. Por supuesto que mantendría mi corazón latiendo. ¿No se los había prometido a los dos?

No había pasado menos de medio segundo cuando mis manos ya estaban en su pecho, haciendo compresiones, contando en mi cabeza, tratando de mantener el ritmo. Uno. Dos. Tres. Cuatro.
Alejándome un momento, sople todo lo que pude dentro de su boca.
No podía ver nada. Mis ojos se empaparon y todo se volvió borroso. Pero estaba más que atento a cada sonido dentro del cuarto. El involuntario ‘glug-glug’ de su corazón debajo de mis manos, el palpitar del mío propio, y otro —un latido extremadamente rápido, muy ligero. No le podía dar lugar a eso.
Edward susurro, “Renesmee.”
Bella había estado equivocada. No era el niño que se había imaginado. No era mucha sorpresa. ¿En que se había equivocado?
“Déjame…,” dijo en un susurro. “Dámela.”
Supuse que debería de saber que él siempre le daba lo que ella quería, no importaba que tan estúpida fuera su petición. Pero no soñé que el le haría caso ahora. Así que no pensé en detenerlo.


Halze la vista hacia los blancos ojos de Bella, seguía bombeando su corazón. Edward tenía una jeringa en su mano —toda plateada, como si estuviera hecha de acero.
“¿Qué es eso?”
Su mano de piedra movió la mía fuera del camino. Hubo un pequeño crujido mientras rompía mi dedo meñique. En el mismo segundo, empujo la aguja justo en su pecho.
“Mi veneno,” contesto mientras la empujaba mas a fondo.


Sople mas aire dentro de su boca, pero no había nada ahí. Solo el pecho que se movía, sin vida. Seguí bombeando su corazón, contando, mientras el trabajaba maniáticamente sobre ella, tratando de juntarla de nuevo. Todos los caballos del Rey y todos los hombres del Rey...
Pero no había nada, solo yo, solo el.
Trabajando sobre un cadáver.


Por que era lo único que nos quedaba de la chica que ambos habíamos amado. Ese roto, desangrado y destrozado cadáver. No podíamos unirla.
Supe que era demasiado tarde. Supe que estaba muerta. Lo supe con certeza porque su pulso se había ido. No sentí ninguna razón por la que debería de estar al lado de ella. Ella no estaba ahí. Ese cuerpo no me atraía más. El sentimiento de estar junto de ella se había desvanecido.


El asesino poso su mirada en mi, su mirada mas concentrada que cualquier recién nacido.
Tiernos ojos cafés, como leche con chocolate —el color exacto de los ojos que había tenido Bella.
Mis temblores pararon; el calor me inundo, más fuerte que antes, pero era una nueva forma de calor —no una que me quemaba.
Era una entusiasta.
Todo dentro de mi se deshizo mientras observaba a la cara del mitad-vampiro, mitad-humano bebé. Todas las líneas que me mantenían con vida fueron divididas en cortes rápidos, como si fueran amarrados a un montón de globos. Todo lo que me hizo como era en ese momento —mi amor hacia la chica que estaba arriba muerta, mi amor por mi padre, el odio hacia mis enemigos, mi casa, mi nombre, yo mismo— desapareció por un segundo— spin, spin, spin— y flotaron en el espacio.
Una nueva fuerza me mantuvo justo donde estaba.
No una sola fuerza, sino millones. Eran más bien cables de acero. Millones de cables de acero atándome a una sola cosa —al mismo centro del universo.
Lo podía ver ahora —como el universo giraba alrededor de ese punto. Nunca había visto la simetría del universo antes, ahora todo estaba claro.
La gravedad del aire no me sostenía más al lugar al que estaba parado.
Era la pequeña bebe en los brazos de la vampira rubia lo que me mantenían aquí ahora.
Renesmee.

Adapatación y Nota de MundoCrepMex
Imagenes de AnastasiaMantihora

Nota: En esta caso lo siento mucho pero no podrán  postear esto en su blog o en otro medio, sin el permiso pedido a MundoCrepMex. Las imagenes las puedes tomar y guardar pero no postearlas tampoco. Respeta la desición de la autora de estas imagenes.

4 comentarios:

EriM dijo...

wow me encantaron esta serie de notas, y la tercera uy que fuerte :)

Florencia dijo...

Me RE encantó, soy fanática de la saga y me estoy leyendo Amanecer, y aqui me pude solventar un par de dudas, muchisimas gracias, te sigo, saludos (:

Sandi_fruti dijo...

Que buenos que están estos posters!!! Muy buena interpretación. No como los posters de la saga crepúsculo que realmente no tienen nada de imaginación. A ustedes los deberian contratar.

Besos.

nicol dijo...

me encanta es re lindo el edward y la bella también desearía ser ella jeje besos los amooooooooo

Blog Widget by LinkWithin